¿Qué ocurre con un empleado de baja?

Uno de tantos miedos que tenemos al llevar nuestro propio negocio es que algún trabajador se ponga enfermo teniendo que coger la consabida baja médica o laboral. Es importante tener en cuenta que no hay nada de malo en que un empleado solicite dicha baja, siempre y cuando sea cierto. Tampoco podemos pensar que todos nos mienten o nos van a mentir, por qué ni es así ni tiene por que serlo. Cualquiera, incluso nosotros podemos enfermar o estar incapacitados durante un tiempo para el desempeño de nuestras funciones.

Existen dos posibles bajas a contemplar. En el caso de una enfermedad común, la baja es  médica y esto quiere decir que los 3 primeros días no se cobran y los restantes pierden un porcentaje del total diario, calculado eso si, sobre la nómina habitual, pluses y pagas extras incluidas. En este supuesto es el médico de cabecera quien la otorga o bien la retira, teniendo que recoger semanalmente los partes de la baja, con una copia para la empresa, otra para el trabajador, uno para la seguridad social y por último una para la mutua que hace el seguimiento.

¿Baja real o ficticia?

baja

En el supuesto de una baja laboral, esta se puede dar o bien por un accidente en el trabajo, 45 minutos antes o después del mismo, lo que se considera in itinere, o bien por una enfermedad derivada del puesto de trabajo y sus funciones. En este caso, el trabajador cobra el cien por cien de la nómina desde el primer día, y los médicos encargados de gestionarlo son los de la mútua.

Por desgracia, cada vez se investigan más las bajas dudosas, encontrando en muchos de esos casos al supuesto enfermo realizando funciones que supuestamente no puede. Por ejemplo, decir que se tiene una lumbalgia y luego estar trabajando o realizando actividades que requieren esfuerzo sin ningún problema aparente. Muchas empresas están tomando la decisión de contratar a investigadores privados en los casos que están casi seguros que existe un fraude, aunque claro está que cada uno debemos sopesar los pros y los contras antes de dar ese paso.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *